La presidenta argentina, Cristina Fernández, calificó hoy como una "mala receta" el acuerdo alcanzado en Estados Unidos para evitar el cese de pagos mediante recortes en los gastos del Estado en programas sociales.

Fernández señaló que "la primera economía del mundo, en una disputa feroz entre el presidente" Barack Obama "y los sectores opositores", discutieron "cómo bajar el déficit y cómo no caer en el default" y terminar por aprobar "la reducción de todos los programas sociales".

"Es una decisión soberana de un país que para nosotros es una mala receta, pero cada uno tiene la fuerza, el poder y la decisión democrática de decidirlo y lo han decidido en el Parlamento, aún con su presidente en contra", dijo la mandataria argentina en un discurso ante autoridades universitarias.

Fernández recordó que de los "Estados Unidos salió un modelo para el mundo, el Consenso de Washington", y lanzó la propuesta a las universidades de Suramérica de "comenzar a formular, a teorizar, a llevar al papel lo que son los modelos que han permitido la inclusión de millones de hermanos que estaban por afuera del sistema".

"No sería malo formular un 'Consenso del Sur' para la inclusión social y el desarrollo nacional. No estaría mal ponerse a armar grupos de discusión y de debate sobre estas cuestiones", dijo la mandataria argentina a los académicos.