La Cruz Roja de Corea del Sur dijo el miércoles que había ofrecido al gobierno de Pyongyang ayuda humanitaria en suministros básicos por un valor de 4,7 millones de dólares para ayudar a la recuperación del país afectado por inundaciones y lluvias torrenciales.

Las lluvias han asestado un duro golpe al empobrecido país desde junio y han causado severo daño, según informaron agencias de noticias de Corea del Norte. Decenas murieron o están desaparecidos y miles fueron desplazados hasta mediados de julio, reportó esta semana la agencia oficial de noticias Korean Central News.

El Ministerio de Unificación del Sur, que maneja asuntos con Corea del Norte, informó que Pyongyang todavía tiene que responder al ofrecimiento de la Cruz Roja, hecho mientras los diplomáticos negocian una posible reanudación de las pláticas internacionales para intentar persuadir al Norte de abandonar sus programas de armas nucleares.

El enviado nuclear de las dos Coreas aceptó en julio, al margen de un foro de seguridad en Indonesia, trabajar para resumir las negociaciones que han estado estancadas mucho tiempo.

La Cruz Roja también ofreció ayuda cuando Corea del Norte fue golpeada por las inundaciones el verano pasado, pero suspendió los envíos después de que Pyongyang bombardeó una isla surcoreana en noviembre matando a cuatro personas.

La Cruz Roja de Corea del Sur opera de forma independiente, pero algunas veces recibe financiamiento del gobierno y provee ayuda humanitaria al Norte mientras permite a autoridades de Seúl evitar controversias por motivos políticos.

Los fuertes aguaceros en Corea del Sur también han causado deslaves e inundaciones que han matado a decenas de personas desde julio.