Mike Patterson, un defensive tackle de los Eagles, estaba alerta, estable y bromeando en un hospital después de convulsionar en un entrenamiento del equipo de la NFL, dijo el miércoles el preparador físico Rick Burkholder.

Patterson colapsó y convulsionó en el suelo el miércoles por la mañana en el campo de la Universidad de Lehigh. De inmediato fue atendido por el preparador físico Rick Burkholder y sus asistentes, con la ayuda del jugador Danny Watkins, quien tiene adiestramiento de bombero.

Burkholder dijo que Patterson era sometido a diversas pruebas médicas en el hospital Lehigh Valley.

"Está totalmente alerta, estable, se está comunicando con todos, incluso bromeando un poco", dijo Burkholder. "No vamos a conjeturar sobre lo que le pasó, más allá de que convulsionó. Podría ser cualquier cosa. No queremos conjeturar sobre lo que le pudo haber pasado".

El agente de Patterson, JR Ricket, señaló en un comunicado que el jugador "está bien y no siente dolor".

"Estamos muy agradecidos por el respaldo y las plegarias de todos", agregó. "Mike volverá a los entrenamientos tan pronto los médicos le den el visto bueno".

Burkholder indicó que las convulsiones duraron unos cuatro minutos, y que en un momento Patterson quedó inconsciente en el suelo.

Patterson, de 28 años, fue elegido por loe Eagles en la primera ronda del draft de 2005. Ha jugado en 95 partidos, la mayor cantidad entre los jugadores en el plantel de Filadelfia.

La práctica se reanudó unos 15 minutos después.