Las empresas de Ecuador tienen dificultades de financiación, centran sus negocios en el comercio y los servicios y no invierten en remediar el impacto ambiental que generan, según datos del censo económico del país, presentado hoy por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos del Ecuador (INEC).

El INEC analizó a más de 511.000 establecimientos durante 2009 y 2010 para elaborar el estudio, el primero en el país en 30 años, en el que se hizo un recuento de todas las unidades económicas en poblaciones de más de 2.000 habitantes y de los negocios ubicados en zonas industriales.

A estos negocios se les efectuó un registro de sus características básicas, como número de empleados, volumen de ingresos o servicios que ofrecen.

Según el censo, casi un 54 % de los negocios se dedican al comercio y un 36 % a los servicios, mientras que las empresas dedicadas al ramo de la manufactura no llegan al 10 %.

"Nuestra economía no tiene valor agregado. Los establecimientos dedicados a la generación de valor agregado son del 9 %, todos los demás se dedican al comercio o servicio", afirmó hoy durante la presentación de resultados el estadista económico Pablo Dávalos.

El estudio arrojó que unos 250.000 establecimientos sufren una falta de financiación de casi 11.000 millones de dólares.

En la sierra, entre un 71-79 % no obtiene financiación para desarrollar sus negocios mientras que en la costa el porcentaje asciende alrededor del 77-82 %, analizó Dávalos.

En las provincias donde se obtiene un crédito con más facilidad son aquellas en las que existen cooperativas, dijo el estadista.

Por otro lado, los gastos destinados al medioambiente y a la investigación y desarrollo (I+D) de las empresas ecuatorianas son de 85 millones de dólares y de 231 millones de dólares respectivamente.

"El gasto de las empresas en remediación ambiental es mínimo en la Amazonía", explicó Dávalos, y puso como ejemplo que en la provincia de Orellana, una de las principales regiones de extracción de crudo, el desembolso de las compañías en preservar la naturaleza "es de 29.000 dólares".

Según el censo, en Ecuador existen 357 establecimientos por cada 10.000 habitantes.

Todos los negocios dan trabajo a más de dos millones de personas, un 56 % hombres y un 44 % mujeres.

Por territorio, los negocios establecidos en la provincia de Pichincha, cuya capital es Quito, dan unos ingresos por habitante de 26.000 dólares, mientras que las empresas radicadas en el Guayas, con capital Guayaquil, ingresan 14.000 dólares por habitante.

"Por primera vez esta bilocación que hacía que el poder económico esté en el Guayas y el político en Quito, y que en virtud de esto se llegaran a acuerdos para la construcción del sistema político, el censo económico prueba que no es así. Ahora el poder económico y el político se concentran en una ciudad", concluyó Dávalos.

El 93 % de los establecimientos económicos son empresas a título personal, mientras que el 7 % restante están constituidas como persona jurídica.

Entre el 85 % y el 92 % de los establecimientos, según la provincia, no utiliza internet, revela el estudio.

Según el coordinador nacional técnico del censo, David Vera, la elaboración del censo servirá directamente a los emprendedores pues "antes la lógica era poner el negocio y esperar que fueran bien las cosas" y ahora el censo permite "obtener información del tamaño del mercado" y de su "comportamiento".