El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ofreció hace unos meses asilo político al depuesto presidente egipcio, Hosni Mubarak, que lo rechazó, declaró hoy un diputado israelí a la radio militar del país.

El parlamentario laborista Benjamin Ben Eliezer, señaló a la emisora del Ejército israelí que él mismo visitó a Mubarak en su residencia de Sharm El Sheij, en la península del Sinaí donde se desplazó tras el anuncio de su dimisión, para hacerle la oferta, informó el diario "Haaretz" en su versión digital.

"Me encontré con él en Sharm El Sheij y le dije que estaba a una corta distancia (de Israel) y que podría ser una buena oportunidad para curarse", explicó el diputado, que mantiene una relación cercana con el ex dirigente egipcio.

Según Ben Eliezer, Mubarak rechazó la oferta porque "es un patriota".

El ex presidente egipcio fue trasladado hoy en un helicóptero de las Fuerzas Armadas egipcias desde Sharm El Sheij, a orillas del Mar Rojo y donde permanecía ingresado en un hospital, a la Academia de Policía en El Cairo, donde se inicia su juicio.

También serán juzgados dos de sus hijos, Alá y Gamal, el empresario Husein Salem, detenido en España, el ex ministro de Interior Habib al Adli y seis de sus asesores, todos ellos acusados de planear ataques contra los manifestantes durante las protestas populares que se iniciaron en el país el 25 de enero.