El principal indicador de la bolsa española, el ÍBEX 35, perdía el 0,97 % tras la apertura de la sesión y la prima de riesgo española alcanzaba los 407 puntos básicos, nuevo récord desde la creación del euro, lastrada por la desconfianza del mercado sobre la economía estadounidense y europea.

A las 09.15 hora local (07.15 GMT), el principal selectivo español se desprendía de 88,70 puntos, equivalentes al 0,97 %, y caía a 9.026 unidades, lo que hacía que las pérdidas anuales del indicador empeoraran hasta el 8,33 %.

El Índice General de la Bolsa de Madrid también caía, el 0,74 %, y se instalaba en los 913 puntos.

Los mercados financieros continúan instalados en la volatilidad, a la espera del dato de desempleo que se conocerá hoy en Estados Unidos, el mejor termómetro de la economía mundial.

Portugal se somete hoy a una nueva prueba de confianza ante los mercados al subastar entre 500 y 750 millones de euros de deuda a corto plazo, mientras que en Italia, el primer ministro, Silvio Berlusconi, comparece ante los plenos de las dos cámaras del parlamento nacional a causa de la situación de la economía.

Todos los grandes valores del mercado español empezaban el día con retrocesos: Repsol YPF cedía el 1,22 %; el BBVA, el 0,90 %; el Santander, el 0,43 %; Iberdrola, el 0,37 % y Telefónica, el 0,3659 %.

Dentro del selectivo ÍBEX, OHL y Arcelor, con recortes del 2,67 % y del 2,54 % respectivamente, eran las que más caían, en un momento en que no había ningún miembro del indicador al alza.

En el mercado abierto las mayores caídas eran para Sniace y Cleop, del 8,14 % y del 8 %, en tanto que las mayores ganancias se las llevaban Urbas y Metrovacesa, del 4,35 % y del 3,49 %, respectivamente.

El euro abrió hoy al alza frente al dólar en el mercado de divisas de Fráncfort, ya que cotizaba a 1,4210 unidades, frente a los 1,4202 del cierre de ayer.