La presidenta argentina, Cristina Fernández, resolvió hoy que las jubilaciones mínimas aumentarán a partir de septiembre un 16,82 %, con lo que la pensión mínima pasará de 1.227,78 pesos (293,7 dólares) a 1.434,29 pesos (343 dólares).

Según confirmó la propia mandataria en un acto, el aumento se aplicará de acuerdo con lo establecido en la ley de movilidad a jubilaciones mínimas, que dispone incrementos en marzo y septiembre de cada año.

En marzo pasado el aumento de las jubilaciones había sido del 17,33 %.

En octubre de 2010 Fernández vetó una ley aprobada por el Parlamento para aumentar en forma sustancial las jubilaciones mínimas, por entender que llevaría a las cuentas públicas a un punto de quebranto.

La ley impulsada por la oposición buscaba que las jubilaciones mínimas representaran el 82 % del salario mínimo que cobran las personas en actividad laboral, lo que por entonces suponía elevarlas a 1.427 pesos (341,3 dólares) mensuales.

Si hoy esa ley estuviera hoy vigente la jubilación mínima debería ser de 1.508,8 pesos (361 dólares).