El gobierno venezolano anunció el miércoles que un tribunal arbitral internacional rechazó una reclamación que efectuó la compañía estadounidense Brandes Partners LP por la nacionalización de la Compañía Anónima Teléfonos de Venezuela (CANTV) que ocurrió en el 2007.

La corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) dijo en un comunicado que el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), adscrito al Banco Mundial, "ha rechazado la reclamación de Brandes Partners LP por falta de jurisdicción".

"El tribunal estuvo de acuerdo con la posición de la República Bolivariana de Venezuela en cuanto a que...no constituye un consentimiento abierto de la República a la jurisdicción del Ciadi. Con esta decisión se puso fin al juicio", agrega el comunicado.

La firma estadounidense había impugnado ante la CIADI las medidas tomadas por el gobierno en relación a la nacionalización de CANTV que se ejecutó en el 2007.

Brandes Partners LP no emitió de momento comentarios sobre la medida de la CIADI.

Para el momento de su nacionalización CANTV era controlada por la corporación estadounidense Verizon Communications Inc que tenía una participación de 28,5%. El gobierno pagó por esa participación accionaria 572,24 millones de dólares.

Además de Verizon, CANTV tenía como accionistas a la empresa española Telefónica, que poseía un paquete de 6,9%, y los trabajadores, que mantenía una participación de 11,7%. Se estima que la compañía tenía unos 43.000 pequeños accionistas.

Antes de su estatización las acciones de CANTV se cotizaban en la Bolsa de Nueva York a través de ADS (American Depositary Shares). Entre los tenedores de los ADS de la telefónica venezolana estaba Brandes Partners que tenían un paquete importante de esos títulos. Para ese momento cada ADS representaba un grupo de siete acciones de CANTV.

Como parte del acuerdo de compra las autoridades venezolanas se comprometieron a cancelar a los tenedores de títulos de la CANTV 17,85 dólares por los ADS de la telefónica.

El gobierno venezolano tiene pendiente de decisión en la CIADI las demandas por expropiaciones que presentaron la estadounidense Exxon Mobil Corp. y la mexicana Cemex.

La CIADI anunció en enero pasado que dos empresas de Cemex establecidas en Holanda podrían reclamar el incumplimiento del acuerdo de protección de inversiones que suscribieron Venezuela y Holanda en 1991.

Desde hace más de dos años Cemex litiga en tribunales internacionales por la nacionalización de su cementera que ocurrió en el 2008. Acudió a la CIADI para lograr una compensación por los activos expropiados en Venezuela.

Exxon Mobil Corp. solicitó un arbitraje internacional tras negarse a aceptar los términos de una nacionalización de 2007 de un proyecto en el que había invertido fuertemente en la faja oriental de Orinoco.