El Colegio Nacional de Periodistas de Venezuela (CNP) rechazó hoy "de manera rotunda" un ataque contra la sede de la televisora estatal Vive ocurrido el pasado 31 de julio en la cuidad de Maracaibo (oeste), que dejó dos heridos.

Asimismo, exigió en un comunicado difundido hoy a las autoridades competentes que los culpables del atentado sean apresados y se haga justicia en este caso, que, según ese organismo, afecta a la paz ciudadana y la libertad de expresión.

Los representantes del colegio de periodistas recordaron, además, que este atentado se registró al cumplirse dos años del "cierre" de 34 emisoras de radio y dos estaciones de televisión regional por parte de la estatal Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), medida que rechazó el CNP.

Un oficial de la Policía Municipal y un oficial de seguridad resultaron heridos el pasado domingo, después de que desconocidos dispararon desde una camioneta contra la sede del canal, situado en la capital del estado Zulia, fronterizo con Colombia.

"Esto no fue un hecho fortuito (...) estos delincuentes estaban totalmente claros y tenían en cuenta que estaban agrediendo a la sede de un medio de comunicación del Estado", manifestó el presidente de la televisora, Ricardo Márquez, tras el atentado.