En su mayor incautación de drogas, las autoridades británicas dijeron el miércoles haber capturado un cargamento de 1,2 toneladas de cocaína por valor de 300 millones de libras (492 millones de dólares) en una lancha de paseo procedente de Venezuela.

La operación desembocó en el arresto de seis holandeses.

La Agencia Fronteriza Británica y la Agencia para el Crimen Organizado dijeron que las drogas fueron halladas en un compartimiento especialmente diseñado en una lancha anclada en un muelle del sur de Inglaterra en junio.

Las autoridades francesas alertaron en mayo a sus pares británicos sobre la sospechosa nave, Louise, mientras ésta se hallaba en el Mar Caribe. La embarcación se dirigía a Holanda vía Southampton, en el sur de Inglaterra.

Registraron la nave durante seis días hasta que hallaron la droga oculta en un lugar "ingenioso", relató Brodie Clark, de la agencia británica de control fronterizo.

La cocaína parece proceder de Sudamérica y había sido cargada en la lancha cuando estaba en Venezuela. El nivel de pureza de la droga era del 90%, en comparación con el promedio de la droga que por lo general se incauta en Gran Bretaña de un 63%, dijeron las autoridades.

El hallazgo de la droga en junio llevó al arresto de seis personas por la policía holandesa esta semana. Los seis sospechosos son holandeses, entre ellos el propietario de la nave, de 60 años y sus tres hijos de 27, 32 y 34.

Se anticipa el arresto de un séptimo holandés, agregó el comisionado Gert Ras de la policía holandesa.