Brasil y Colombia buscarán mañana aumentar su comercio bilateral en un foro en Bogotá que será inaugurado por el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y el gobernante colombiano, Juan Manuel Santos.

Al primer foro de inversión Colombia-Brasil acudirán unos 500 líderes empresariales y autoridades políticas, entre los que destacan el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, y la secretaria general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), María Emma Mejía.

El objetivo del encuentro empresarial más grande que se ha celebrado entre Colombia y Brasil es el de analizar las oportunidades de negocio que ofrece cada país en un momento en que ambos experimentan un fuerte crecimiento económico.

Para ello, se realizarán cinco conferencias que profundizarán sobre el estado de los sectores de infraestructuras de transporte y telecomunicaciones, minería y energía, servicios financieros y "agribussiness" o agroindustria.

En los debates participarán los ministros brasileños de Comunicaciones, Paulo Bernardo, y de Planeación, Miriam Belchior, así como los titulares colombianos de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz Granados, y de Minas y Energía, Carlos Rodado Noriega, entre otros.

Por el lado empresarial asistirá el presidente del Grupo Bancolombia, Carlos Raúl Yepes, el presidente de la Asociación Brasileña Private Equity and Venture Capital, Sidney Chameh, el consejero delegado para América Latina del Banco Itaú Unibanco, Ricardo Marino, y el presidente de Votorantim Siderurgia, Albano Chagas Vieira.

Algunas de las categorías más prometedoras para profundizar en la integración comercial son, según el BID, minería, alimentos, química, plástico, bienes metálicos, textiles y maquinaria.

Casi 230 millones de personas viven en Brasil y Colombia, el equivalente a más del 60 % de la población total de América del Sur, lo que supone un gigantesco mercado lleno de oportunidades por aprovechar.

Aunque ambos países poseen costas en el océano Atlántico y comparten una frontera terrestre de 1.645 kilómetros, los separa el idioma y la densa selva amazónica.

El comercio bilateral entre Brasil y Colombia se ha multiplicado por cuatro desde 2004, hasta los 3.000 millones de dólares anuales, según un estudio del BID, una cifra que, sin embargo, apenas supone el 0,7 % del intercambio total de ambos países con el resto del mundo.

"La falta de infraestructura física que conecte a ambos países es un importante factor que impide un mayor intercambio bilateral", apunta dicho informe.

De hecho, los analistas del BID aseguran que para exportar de Colombia a Brasil los empresarios del país andino deben pagar costos de flete equivalentes a los que pagan para vender a Canadá, mientras que los de Brasil a Colombia también son "muy elevados".

Con esos retos en mente, los empresarios y autoridades políticas de ambos países intentarán superar las dificultades que hasta ahora han impedido un mayor flujo comercial entre Brasil y Colombia.