El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, dijo hoy que la presión de los mercados sobre la deuda española e italiana es "motivo de profunda preocupación", porque es claramente "injustificada".

"Los acontecimientos en los mercados de la deuda soberana de Italia y España son motivo de profunda preocupación. Estos acontecimientos son claramente injustificados si se tienen en cuenta los principios económicos y presupuestarios de esos dos Estados miembros y los pasos que están dando para reforzar estos fundamentos", afirmó Durao Barroso en un comunicado.