Los intereses de la deuda soberana portuguesa a dos y diez años se situaron hoy en el 15,272 % y el 11,203 %, respectivamente, en una jornada en la que la presión de los mercados sobre España e Italia se recrudece.

El alza en los intereses se produce antes de que el Tesoro portugués intente colocar en el mercado entre 500 y 750 millones de euros de bonos soberanos a tres meses después de que en la última subasta de finales de julio lograse vender apenas el montante mínimo de 750 millones a tasas de interés cercanas al 5 %.

En el plazo a dos años, la penalización de los bonos subió del 15,18 % del pasado martes hasta el 15,272 % de esta mañana, mientras que a diez años pasaron del 11,12 % hasta el 11,20 % con un "spread" frente al bono alemán que se disparó hasta los 881,9 puntos base.

A cinco años, la deuda soberana lusa se intercambiaba en valores ligeramente inferiores a los del martes, aunque aún por encima del 15 % de interés.