Una cúpula de lava en crecimiento fue vista en el cráter de un volcán en Alaska, lo que llevó a funcionarios a elevar el nivel de alerta.

El Observatorio de Volcanes de Alaska dijo que el fenómeno aumenta la posibilidad de una erupción en el volcán Cleveland, pero no la garantiza.

Los funcionarios dijeron que la cúpula ha aumentado de unos 40 metros (131 pies) a 50 metros (164 pies) de diámetro desde el viernes. También se han detectado débiles anomalías térmicas.

Si la cúpula sigue creciendo, la lava puede fluir hacia los flancos del volcán. Las autoridades dijeron que esto no sería peligroso para los aviones. Las erupciones de corta duración pueden enviar una nube de cenizas de hasta 6.000 metros (20.000 pies).

No hay sistema de monitoreo sísmico en tiempo real en el volcán, ubicado a 1.511 kilómetros (939 millas) al suroeste de Anchorage, en una isla deshabitada. Las autoridades no pueden registrar la actividad sísmica local relacionada con la actividad volcánica.