El Real Madrid goleó 1-7 al Guangzhou Evergrande en un partido de una sola dirección, en el que Mourinho jugó cerca de una hora con el que podría ser su equipo titular de cara a la ida de la Supercopa de España ante el Barcelona.

En un partido sin historia, el balón fue de los blancos desde el pitido inicial. No podía ser de otra manera dada la calidad de unos y otros y, sobre todo, porque la alineación puesta sobre el campo por Mourinho no dejaba lugar a dudas, este será, con pocas variaciones, el equipo que se medirá al Barcelona.

Sin preocupaciones en la retaguardia, el Madrid podía dedicarse a crear y aquí estuvo especialmente inspirado un Benzema en un gran estado de forma que, asociado con Cristiano en la izquierda, fue una auténtica pesadilla para el internacional coreano Cho-Won Hee.

Precisamente, tras driblar a este último al paso por el minuto siete, el francés colgó un balón que fue mansamente cabeceado por Sami Kedhira para hacer el 0-1 ante la pasividad del meta Yang Jun.

En el Guangzhou, mientras todos buscaban al flamante fichaje Darío Conca, desaparecido todo el partido, el brasileño Muriqui era el único que llevaba peligro a la meta de Casillas aprovechando las subidas de Marcelo.

Sin embargo, cada nuevo intento local de adelantar posiciones era respondido con un golpe de los blancos que, en el 31, hicieron el 0-2 por medio de Ozil, quien regateó al meta chino en el mano a mano tras aprovechar una pared con Kedhira.

El gol descompuso más si cabe a la frágil defensa cantonesa, que en un nuevo fallo permitió a Benzema recibir en el área para, a la media vuelta, hacer el 0-3 en el minuto 39, dos antes de que Cristiano Ronaldo, poco acertado en la primera mitad, estrellase un balón en el larguero sólo ante Yang.

Con 0-3 y la única conclusión de que las sociedades Cristiano-Benzema y Ozil-Kedhira funcionan a buen ritmo se llegó al descanso, del cual se volvió con el mismo guión y un nuevo gol de Benzema, esta vez en el 45 y rematando un centro de Marcelo.

El brasileño y Callejón pudieron hacer el quinto antes de cumplir los primeros diez minutos de la reanudación pero fue Cristiano, esta vez sí, el que con un sutil taconazo superó a Yang.

Mourinho consideró terminado el ensayo al paso por el minuto 60 e introdujo un óctuple cambio en el que se retiraron jugadores como Benzema, Casillas o Cristiano para dejar su lugar a otros como Kaká, Higuaín o Di María, que debutaba en esta pretemporada.

El canterano Jese, rematando con el pecho un pase de Di María en el 71, el propio Di María en una contra y Yang Yihu, que superó en su salida a Adán e hizo el 1-7 en la misma jugada en la que se lesionó el canterano Nacho, cerraron el marcador.

Tras el ensayo de una hora planteado por Mourinho que terminó en goleada de los suyos, el equipo partirá hacia Tianjin, donde realizará la segunda parte de esta gira que cerrará el sábado con su último amistoso antes de la Supercopa, este ante el Tianjin Teda, quinto clasificado de la Superliga china.

1. Guangzhou Evergrande: Yang Jun; Sun Xiang (Chen Jianlong, m.45), Feng Xiaoting (Chang Hongnan, m.45), Paulao (Li Zhilang, m.45), Cho Won-Hee (Tang Dechao, m.45); Jiang Ning, Zheng Zhi (Feng Yunyang, m.36), Li Yan (Shi Hongjun, m.73), Gao Lin (Wu Pingfeng, m.36, Yang Yihu, m.68); Darío Conca y Muriqui.

7: Real Madrid: Iker Casillas (Adán, m.60); Sergio Ramos (Arbeloa, m.45), Carvalho, Pepe (Jesé, m.70), Marcelo (Coentrao, m.60); Xabi Alonso (Albiol, m.61), Khedira (Varane, m.60), Callejón (Kaká, m.60), Ozil (Higuaín, m.60), Cristiano Ronaldo (Di María, m.60); y Benzema (Nacho, m.61).

Goles: 0-1, Kedhira (m.7); 0-2, Ozil (m.31); 0-3, Benzema (m.39); 0-4, Benzema (m.49); 0-5, Cristiano (m.55); 0-6, Nacho (m.71), 0-7, Di María (m.84); 1-7, Yang Yihu (m.87)

Árbitro: Luo Guoyuan. Sin amonestaciones.

Incidencias: Estadio Tianhe de Cantón. Unos 45.000 espectadores.

Javier Ibáñez