El estudio Warner Bros. prevé lanzar una agresiva campaña para que "Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 2" coseche un gran éxito en la próxima edición de los premios Óscar, informó hoy la edición digital de la revista Variety.

Tal y como ocurriera con "The Return of the King" (2003), la tercera entrega de la saga "Lord of the Rings", que se alzó con 11 estatuillas doradas gracias a la estrategia del estudio New Line, ahora Warner Bros. busca capitalizar el éxito económico y el reconocimiento artístico de esta saga, una de las más populares de la historia del cine.

Según la publicación, el último filme de la franquicia de Harry Potter, actualmente en cartelera, contará con una campaña cuyo objetivo final es conseguir el Óscar a la mejor película, como ya lograra la cinta de Peter Jackson.

"The Return of the King" se hizo con los 11 premios Óscar a los que aspiraba, entre ellos el de mejor película, mejor director (Jackson) y mejor guión adaptado (Fran Walsh, Philippa Boyens y Jackson).

Los ejecutivos de Warner sostienen que los Óscar de 2012 pueden servir como reconocimiento global a una de las sagas más exitosas y populares de los últimos diez años, una noción que sirvió para cimentar el triunfo en los Óscar de "The Return of the King".

La primera parte de esa franquicia, "The Fellowship of the Ring" (2001), se hizo con cuatro Óscar, y la segunda, "The Two Towers" (2002), logró dos, todos ellos en categorías técnicas.

La saga de Harry Potter ha generado más de 7.000 millones de dólares en la taquilla de todo el mundo y ha servido para lanzar al estrellato a jóvenes actores como Daniel Radcliffe o Emma Watson, a quienes el público ha visto crecer en la gran pantalla.

La revista sostiene que la cinta podría obtener numerosas candidaturas, especialmente en las categorías técnicas. Hasta ahora ninguno de los siete filmes anteriores de la saga han conseguido un Óscar, aunque la primera entrega recibió nominaciones a la dirección artística y a los efectos visuales.