Una persona ha muerto por una intoxicación con salmonela aparentemente vinculada con comer pavo molido contaminado, dijeron el martes las autoridades, pero hasta ahora el gobierno no ha dicho quién produjo la carne ni la ha retirado del mercado.

Setenta y seis personas en 26 estados se han enfermado con la misma cepa de la enfermedad, que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) dicen es resistente a muchos de los antibióticos recetados usualmente para combatirla. Los CDC no dijeron dónde se enfermó la persona que falleció ni dieron más detalles de la muerte.

Los primeros afectados se enfermaron en marzo, y los CDC dijeron el lunes que se halló salmonela en muestras de pavo molido de cuatro tiendas minoristas entre el 7 de marzo y el 27 de junio. La agencia dijo que información preliminar mostró que tres de las muestras habían sido vinculadas al mismo establecimiento productor, pero no dio los nombres de tiendas ni productores.

El Departamento de Agricultura (USDA, por sus siglas en inglés) está a cargo de la seguridad de las carnes y sería la agencia indicada para anunciar un retiro del mercado.

El departamento emitió un alerta sobre la enfermedad a finales de la semana pasada, diciéndole a los consumidores que cocinasen apropiadamente su pavo, lo que reduce las probabilidades de envenenamiento con salmonela. Pero no le ha dado a los consumidores más advertencias sobre el origen de la carne contaminada.

No respondió a solicitudes de comentarios sobre por qué no había habido un retiro del producto. Los CDC dijeron que la agencia y el USDA estaban "trabajando enérgicamente para identificar el producto o productos específicos contaminados que están causando enfermedades, e informaremos al público de los progresos de esta investigación a medida en que esté disponible nueva información".

El activista por seguridad de los alimentos Bill Marler, un abogado que ha representado a las víctimas de los mayores brotes de enfermedades originadas en alimentos en el país, dijo que él considera que las tres muestras positivas deberían ser causa suficiente para un retiro del mercado.

"Los consumidores no tienen idea de qué hacer, excepto no comer pavo molido", dijo.

Art Caplan, especialista en ética biológica en la Universidad de Pensilvania, dijo que el manejo de la situación por el gobierno causa serios cuestionamientos éticos sobre por qué no se alertó al público más pronto.

"Uno tiene que proteger la salud pública. Esa es su primera y principal tarea; no la industria, ni ninguna otra cosa. Alertarnos en cuanto haya causa razonable de preocupación", dijo.

___

La corresponsal Lindsey Tanner de la AP contribuyó a esta historia desde Chicago.