El entrenador panameño José Alfredo Poyatos intuye que el pobre desempeño de su selección en el Mundial Sub20 a problemas sicológicos de los jugadores.

Luego de la derrota 1-0 ante Egipto en la segunda fecha, Poyatos intimó que a sus muchachos les esté afectando la presión y falta de confianza.

"Puede ser la parte sicológica del jugador", destacó.

De esto se percató hasta el propio técnico de Egipto El Sayed Diaa, al sostener que Panamá "tuvo mucho miedo".

El soñado objetivo de Panamá de sumar su primera victoria en su cuarto Mundial de la categoría se antoja inalcanzable en estos momentos. A la derrota contra Egipto se suma el empate sin goles en Austria en el arranque del Grupo C.

Esos dos partidos, en teoría, representaban las mejores oportunidades para que los panameños alcanzaran su primer triunfo, pues cerrarán contra Brasil el jueves.

Poyatos insiste que Panamá llegó a Colombia después de realizar un buen cuadrangular en casa contra México, Nigeria y Portugal. En se torneo de fogueo, los panameños derrotaron a los lusos 2-0.

Pero la historia fue diferente en el Mundial, escenario que al parecer le ha quedado grande a los canaleros. Se salvaron de la derrota en el debut por las intervenciones de su portero Luis Mejía.

Se defendieron bien durante la primera mitad ante Egipto, pero en el complemento les cayó el gol y no tuvieron reacción alguna.

Panamá, con dos empates y nueve derrotas en 11 partidos, fue muy previsible y lento en la salida.

Poyatos admitió que algunos de sus jugadores han tenido un rendimiento por debajo de lo que se esperaba, pero evitó tirar la toalla.

"Nada es imposible", indicó.

La dura realidad, sin embargo, es que Panamá está cuesta arriba al tocarle un Brasil que viene de golear 3-0 a Austria.

Brasil y Egipto pusieron un pie en la segunda ronda con cuatro puntos cada uno. Austria y Panamá, ambos con uno, quedaron con la soga al cuello.