España mete miedo y Ecuador lo sabe.

Aún lamentándose de haber dejado escapar una victoria ante Australia en el debut, Ecuador afronta ahora el dilema de tomar recaudos defensivos sin descuidar el ataque para su segunda salida en el Mundial Sub20: un choque el miércoles contra España, el favorito al título.

España podría asegurarse por adelantado su pase a la segunda ronda por el Grupo C, mientras que Ecuador tratará de olvidar el 1-1 contra Australia, un empate con sabor a derrota al dejarse anotar a los 89 minutos un gol de tiro libre.

Los españoles lideran la zona con tres unidades tras derrotar 4-1 a Costa Rica. Ecuador y Australia les siguen con un punto y Costa Rica es el último con cero.

El técnico ecuatoriano Sixto Vizuete manifestó sentirse relajado, pese a que no se logró el triunfo en el primer partido al destacar que el equipo procuró siempre "llegar jugando, con dominio del balón y evitando el pelotazo".

Vizuete está más interesado en resolver "el problema que significa frenar la potente ofensiva de España, sin plantear un esquema netamente defensivo".

"La ansiedad nos perjudicó", añadió en alusión el empate sobre la hora contra Australia. "Pasados ya los nervios del debut, confío en que vamos a conseguir nuestra primera victoria".

Aunque resalta la jerarquía que ahora goza el fútbol español, que ha hecho rutina acaparar títulos, Vizuete considera que Ecuador puede sorprender.

"España es un equipo muy importante. En este instante el fútbol español está pasando por un buen momento, pero por mi experiencia en estas categorías, no juega la camiseta, juegan los hombres y todos cometemos errores. Acaba ganado el equipo que menos errores comete", enfatizó.

Los españoles no se fían.

"Todavía no hemos ganado nada, pero estoy convencido que haciendo las cosas como las he preparado vamos a lograr la meta de clasificar", dijo el timonel español Julen Lopetegui.

El técnico ibérico expresó su satisfacción con el despliegue ofensivo de su equipo, que mostró buen trato con el balón y velocidad, pero admitió que a sus dirigidos les faltó solidez defensiva.

"Sufrimos más de lo esperado, el marcador (de 4-1) es un poco engañoso", indicó en alusión a los problemas que confrontó la "Rojita" para cerrar espacios en defensa.

"Analizamos lo ocurrido y trabajamos en corregir esas debilidades", acotó.

"Sobre Ecuador sabemos que es uno de los mejores equipos sudamericanos, que nos merece mucho respeto y sin duda va a ser un partido difícil", agregó.

Vizuete volverá a dirigir desde la cancha, luego de cumplir con un partido de suspensión que le fue impuesto como sanción cuando fue expulsado en la última fecha del Sudamericano de Perú.

Ecuador y España abrirán la segunda fecha en el estadio Palogrande de Manizales a las 17.00 (2200 GMT) y luego se enfrentarán Australia y Costa Rica desde a las 20.00 (0100 GMT).