Un hombre de 74 años murió el martes en la localidad navarra de Lodosa al ser corneado en el cuello por un novillo que se escapó del encierro efectuado con motivo de las fiestas patronales de la localidad, según las autoridades.

Además, fue hospitalizada por una contusión una segunda persona agredida por el animal, y fue trasladada a la cercana localidad de Estella, dijo Isabel Muñoz, vocera del gobierno foral de Navarra.

Muñoz indicó que tras abandonar el novillo la carrera normal del encierro, el tercero de las fiestas, comenzó a correr por las calles de la localidad.

El novillo, de la ganadería de Prieto de la Cal, fue capturado tras serles disparados varios dardos tranquilizantes.

Los encierros más famosos de la provincia de Navarra tienen lugar en Pamplona durante las fiestas patronales de San Fermín, del siete al 14 de julio.