La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, celebró hoy el acuerdo de elevación del techo de la deuda de EE.UU. con "el que se ha evitado un grave trastorno económico".

"Al reducir una gran incertidumbre en los mercados y fortalecer la credibilidad fiscal de Estados Unidos, el acuerdo es bueno tanto para EE.UU. como para la economía mundial", dijo Lagarde en un comunicado del FMI, emitido poco después de conocerse la promulgación del pacto por parte del presidente Barack Obama.

Asimismo, Lagarde indicó que dada "la fragilidad de la recuperación económica, los recortes de gasto se planean gradualmente y no están sobrecargados de modo que se socave el crecimiento".

Por último, la nueva dirigente del FMI, que tomó posesión el pasado julio, destacó que "el desafío para los políticos estadounidense es ahora desarrollar un marco de consolidación que incluya objetivos de deuda y déficit a medio plazo".

"Poner las finanzas públicas en una senda sostenible conllevará identificar mayores ahorros en programas estructurales así como nuevos ingresos", concluyó Lagarde.