La Policía de Nicaragua detuvo al jefe de redacción del opositor diario La Prensa, Eduardo Enríquez, por no atender las órdenes de la seguridad que custodia al presidente del Poder Electoral, Roberto Rivas, informó hoy esa institución.

El jefe de la Policía de Managua, Róger Ramírez, dijo a periodistas que detuvieron anoche a Enríquez por supuestamente haber puesto "en peligro" la vida de los oficiales que custodian al magistrado electoral, por no detener la marcha del vehículo que conducía.

En declaraciones que publica hoy el diario La Prensa, Enríquez sostuvo que para él "fue un abuso" recibir órdenes de personas que viajaban en una caravana de vehículos, sin sirenas ni distintivos policiales.

Agregó que en un semáforo de la carretera a Masaya, en el sur de Managua, uno de los agentes que custodiaba a Rivas lo acusó de no atender orientaciones policiales.

El jefe de redacción del diario La Prensa, quien dijo desconocer que Rivas viajaba en la caravana protegida por los oficiales, dijo que fue víctima de una persecución, que terminó cuando los agentes dispararon a su camioneta y luego lo detuvieron.

El jefe policial de Managua insistió en que el periodista puso en "peligro" la vida de los agentes, a quienes les "echó el vehículo", sin éxito.

Según Ramírez, dos oficiales que dieron persecución a Enríquez "tuvieron que hacer unos disparos preventivos" para neutralizarlo.

El diario La Prensa, con 85 años de existencia, aseguró que agentes policiales primero dispararon a la camioneta de Enríquez y luego lo detuvieron.

La Prensa publica fotografías de la camioneta de Enríquez, con disparos en un neumático.

Por su parte, la edición digital del diario gubernamental "El 19", indicó que Enríquez fue arrestado por no atender órdenes de los agentes policiales e interferir con su camioneta una caravana de vehículos en la que viajaba Rivas.

El jefe de redacción del diario opositor se encuentra detenido en una estación de la Policía de Managua.