La policía desalojó hoy a los "indignados" y participantes en el movimiento de protesta 15-M que permanecían acampados en el céntrico Paseo del Prado y en la Puerta del Sol de Madrid.

La intervención policial comenzó hacia las seis de la mañana (04.00 GMT) y se desarrolló de forma tranquila, según fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Tras el desalojo, los servicios de limpieza municipales retiraron los objetos y estructuras empleados en estas acampadas de protesta.

La policía mantenía acordonado el centro de la plaza de la Puerta del Sol, punto emblemático de las protestas del movimiento 15-M, y vigilaba sus accesos con una decena de furgones y cerca de un centenar de agentes, al tiempo que un helicóptero sobrevolaba la zona.

El movimiento 15-M (que tomó tal nombre de la protesta iniciada el pasado 15 de mayo) reclama un cambio en el sistema político, social y económico, y denuncia la corrupción y la que consideran falta de democracia y transparencia política y económica.