La NBA ha presentado hoy una demanda federal por práctica laboral injusta contra el Sindicato de Jugadores, al que acusa de no actuar de "buena fe" y poner en práctica "una presión inaceptable" en las negociaciones de un nuevo convenio.

La NBA también presentó otra demanda ante el Comisión Nacional de Relaciones Laborales, en la que acusa a los jugadores de amenazar con disolver el sindicato y comenzar a presionar a la liga con demandas antimonopolio, como sucedió con el cierre patronal de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

La NBA presentó la demanda en una corte federal de distrito en Nueva York, y solicita que declare que el cierre patronal, que está vigente actualmente, no viola la legislación relacionada con la ley antimonopolio.

La liga también solicita en la misma demanda que desea anular todos los contratos existentes con los jugadores si el sindicato decide disolverse.

Desde el pasado 1 de julio, todas las actividades dentro de la NBA han sido canceladas al decretar los dueños de los equipos un cierre patronal por no haberse alcanzado un acuerdo para la firma de un nuevo convenio colectivo.

Los dueños, que aseguran que la pasada temporada perdieron más de 300 millones de dólares, quieren que los jugadores reduzcan el porcentaje de dinero que reciben para pagar sus salarios.

De acuerdo al antiguo convenio, los jugadores recibían el 57 por ciento de los ingresos que se obtenían.

Los dueños quieren que ese porcentaje se reduzca al 40 por ciento para hacer rentable el sistema financiero y de gestión de la NBA, mientras que el sindicato de jugadores, en la última oferta que presentó, solo estaba dispuesto a bajarlo al 54,5 por ciento.