La banda estadounidense de rock "indie" Kings of Leon canceló su gira en Estados Unidos porque su cantante, Caleb Followill, tiene problemas vocales y se encuentra "exhausto", informó hoy el representante del grupo en un comunicado.

El anuncio llega después de un accidentado concierto en Dallas (Texas), que la revista especializada "Rolling Stone" tachó de "desastroso", ya que terminó antes de lo previsto porque Followill tuvo que abandonar el escenario para vomitar.

Los conciertos previstos en EE.UU. se cancelaron de manera definitiva, puesto que la banda tiene compromisos en el extranjero, por lo que se devolverá el dinero íntegro de las entradas.

Kings of Leon volverá a los escenarios el 29 de septiembre en Vancouver (Canadá) con una actuación que en principio estaba prevista para el día 14 de ese mes.

Con sus comentarios en la red social Twitter, el bajista del grupo, Jared Followill, despertó los rumores de que los problemas de su hermano y compañero de grupo Caleb sean más graves de lo que señala su representante.

"Yo sé que ustedes (los seguidores) no son estúpidos. Hay problemas mayores en nuestra banda que el de no beber suficiente Gatorade", decía uno los mensajes del bajista.

"Hay enfermedades y problemas internos que tienen que solucionarse", remachó Jared en otro mensaje.