El brasileño Itaú-Unibanco consiguió en el primer semestre un beneficio neto de 7.132 millones de reales (unos 4.554 millones de dólares), que representan un aumento del 11,5 por ciento frente al mismo período de 2010, informó hoy la institución.

En su balance divulgado este martes, el mayor banco privado del país indicó que la facturación entre enero y junio fue de 49.626 millones de reales (unos 31.913 millones de dólares), un 21,14 por ciento más que en el primer semestre del año pasado.

El resultado antes de tributación sobre lucro y participaciones fue de 10.169 millones de reales (unos 6.539 millones de dólares), que significan un crecimiento del 13,17 por ciento ante el período comparado.

El Itaú-Unibanco destacó en sus resultados la adquisición, en abril pasado, del 49 por ciento de las acciones del Banco Carrefour, un negocio por 725 millones de reales (unos 466,2 millones de dólares).

En el segundo trimestre, el Itaú-Unibanco obtuvo un beneficio neto de 3.603 millones de reales (unos 2.317 millones de dólares).

El resultado superó en un 13,8 por ciento al del mismo período de 2010.

Después de la divulgación del balance, las acciones preferenciales del Itaú-Unibanco bajaban el 2,55 por ciento y lideraban las pérdidas en la bolsa de Sao Paulo.

Esos títulos eran los más negociados en los primeros movimientos del Ibovespa, con una participación del 29,31 por ciento.