Los presidentes de Argentina y Uruguay destacaron el valor del "diálogo" para superar sus recientes diferencias al firmar el martes numerosos acuerdos de cooperación bilateral, entre los que sobresalen un proyecto para regasificar gas natural licuado en territorio uruguayo, la creación de un consejo empresarial y la rehabilitación del servicio ferroviario entre ambos países.

Los mandatarios, además, le dieron respaldo político a la organización conjunta del mundial de fútbol 2030.

"Más que los acuerdos firmados hoy, quiero destacar el valor del diálogo, ya que a partir de poder hablar se pudieron superar las diferencias y conflictos que nos dividieron por momentos, y ese es el balance más importante que hago hoy", declaró la mandataria argentina Cristina Fernández tras recibir en Casa de Gobierno a su colega José Mujica.

Agregó que por esa vía "se pudo restituir la tradicional relación de amistad que siempre existió entre ambas naciones", la cual estuvo a punto de quebrarse años atrás por la construcción en la costa uruguaya del limítrofe Río Uruguay de una planta productora de celulosa que fue rechazada en Argentina por temor a que contamine y llevó a ambientalistas a mantener bloqueado un puente binacional durante largo tiempo.

La disputa se resolvió luego de que el tribunal internacional de La Haya desestimara en abril de 2010 una denuncia del gobierno argentino contra la fábrica. A partir de entonces ambas naciones buscaron recomponer la relación bilateral y como primera medida se comprometieron a un monitoreo científico conjunto de las aguas del Río Uruguay.

"No es con políticas de pecheras ni de reclamo airado que se construye negociación, sino escalón por escalón, con paciencia infinita", afirmó Mujica. "Hay que construir amistad, intereses que nos favorezcan en los dos extremos, a argentinos y uruguayos".

Sobre el monitoreo, los mandatarios expresaron que "estas acciones conjuntas demuestran el espíritu de cooperación de ambos países en la conservación de los recursos vivos y la preservación de la calidad de las aguas del Río Uruguay".

Los gobernantes firmaron el acuerdo marco para el desarrollo del proyecto de regasificación de gas natural licuado (GNL) por el cual se fijan las directrices para las instalaciones necesarias en territorio uruguayo que permitan garantizar el suministro de gas a los usuarios de ambos países, según un comunicado de la cancillería argentina.

Fernández y Mujica crearon oficialmente la comisión binacional para promover la candidatura y organización conjunta del mundial 2030. La misma estará integrada por los presidentes de ambos países, los respectivos cancilleres y titulares a ambas cámaras del Congreso y por el jefe de gabinete de ministros de Argentina. También se conformó una comisión Ejecutiva compuesta por las federaciones de fútbol y los ministros de Turismo y Deportes, entre otros.

También rubricaron el acta constitutiva del Consejo Empresarial Argentino-Uruguayo, que estará integrado por empresarios de ambos países y tendrá por misión analizar temas de mutuo interés y buscar nuevas oportunidades de negocios y de inversiones entre ambos países.

"Demasiadas décadas hemos vivido de espaldas los unos con los otros, en América Latina, siempre mirando hacia Europa, siempre admirando lo que está lejano. Va llegando la hora de darnos cuenta que nuestra suerte se juega con nuestros vecinos, que padecemos las dificultades de nuestros vecinos, que salimos con nuestros vecinos o no salimos", dijo Mujica.

En tanto que convinieron la construcción de un puente internacional entre las localidades de Monte Caseros (Argentina) y Bella Unión (Uruguay) y la implementación de un plan de acción para la rehabilitación de los servicios ferroviarios de pasajeros, de ambas redes.

Los presidentes se comprometieron a avanzar en la creación de un sistema de pagos en moneda local para el intercambio comercial entre ambos países.

"Una de las claves, es no sólo el diálogo y la integración, sino también la asociación, porque ser socio es ganar para todas las partes", sostuvo Fernández.