El Fondo Monetario Internacional (FMI) respaldó hoy las medidas de austeridad tomadas por las autoridades del Reino Unido, ya que señaló que aún "persisten riesgos ligados a las incertidumbres en torno a la crisis de deuda de la zona euro".

"Los objetivos principales del Reino Unido son la reducción de la inflación, la recuperación del empleo y la rebaja de los niveles de deuda", afirmó Ajai Chopra, jefe de la misión del FMI al Reino Unido.

En su revisión anual de la economía británica, el FMI remarcó que aunque el crecimiento ha sido lento y la inflación alta, se espera que ambos indicadores "mejoren gradualmente con el tiempo".

El organismo internacional pronosticó un crecimiento del producto interior bruto (PIB) del Reino Unido del 1,5 % para 2011 y del 2,3 % para 2012.

La inflación, una de las preocupaciones de Londres, se mantendrá por encima del 4 por ciento en 2011 debido a la reciente subida de impuestos indirectos y al alza del precio de las materias primas.

Sin embargo, el FMI pronosticó que se retrocederán hasta cerca del 2 % en 2012, dentro de los objetivos del Banco de Inglaterra.

El organismo dirigido ahora por Christine Lagarde respaldó la actual "mezcla" de políticas expansivas en el plano monetario y de ajuste en el plano fiscal como "apropiadas".

Sin embargo, Chopra instó a las autoridades británicas ha mantener la "flexibilidad" y ser "ágiles" para ser capaces de responder a potenciales shocks.

Por ello, llamó la atención sobre un escenario de "ralentización" de la economía debido a la "debilidad de la demanda" que obligue a tomar medidas macroeconómicas más "holgadas".

Asimismo, el FMI destacó los progresos y los pasos dados en el fortalecimiento en el sector financiero debido a la mejora "significativa" de los niveles de capital de los bancos.

No obstante, subrayó que dada "la posición central" del sector financiero del Reino Unido a nivel internacional, el potencial efecto de contagio de la economía británica se "concentra" en este sector.

Por ello, indicó que la estabilidad y eficiencia de éste requiere que la supervisión y regulación sean "fortalecidas" y "elevadas a los mayores estándares".