El entrenador de la selección de Honduras, el colombiano Luis Fernando Suárez, dijo hoy que en las eliminatorias para el Mundial de Brasil 2014 no se podrá confiar en ningún rival, por fácil que para algunos puedan parecer.

En opinión de Suárez, quien asumió la dirección de Honduras en marzo pasado, todos los rivales "serán difíciles", aunque hasta ahora los hondureños solamente conocen a Cuba como uno de los tres equipos que enfrentará en la primera ronda eliminatoria, en 2012.

"No puedo hablar del grupo como tal porque faltan dos rivales por conocer. De Cuba podemos afirmar que es un oponente en crecimiento y no debemos confiarnos de nadie, ahora todo es muy parejo, independientemente del rival", subrayó Suárez.

El técnico considera que el grupo de Honduras "será abierto", pero que hay que "estar preparado para enfrentarse a cualquiera" si se aspira a llegar al Mundial de Brasil.

Los otros dos posibles rivales de Honduras son Canadá y Panamá, según el sorteo de las eliminatorias que se celebró el sábado pasado en Brasil, de donde Suárez retornó este lunes a Tegucigalpa.

"Todo es complicado, muy difícil, hay que estar al tanto de los demás y no decir que este partido es pan comido. Hay que ver las posibilidades que tienen los demás como Canadá y Panamá", expresó a los periodistas el profesional colombiano.

Agregó que a nivel de Centroamérica hay equipos como Costa Rica, El Salvador y Guatemala que en sus grupos darán la pelea en las eliminatorias, y que lo mismo ocurrirá con México, Estados Unidos y Canadá, en Norteamérica, y Jamaica, en el Caribe.

Si Honduras quiere clasificar al Mundial de Brasil, subrayó Suárez, "en su momento habrá que enfrentar a todo mundo", en unas jornadas que serán "muy difíciles".

De la mano de otro colombiano, Reinaldo Rueda, Honduras clasificó al Mundial de Sudáfrica 2010, el segundo en su historia después de España'82, bajo la dirección del hondureño José de la Paz Herrera 'Chelato Uclés'.