La ejecución de un hispano en Florida podría incluir la aplicación de un nuevo fármaco, siempre y cuando una jueza en Miami resuelva que así se haga tras analizar un desafío legal a los planes del estado para utilizarlo.

La Corte Suprema de Florida ordenó el mes pasado realizar una audiencia en el caso de Manuel Valle, de 61 años, declarado culpable del asesinato en 1978 del policía Louis Peña en Coral Gables.

La ejecución de Valle, que había sido programada para el martes, fue aplazada un mes para permitir que se realice la audiencia sobre el desafío al plan de Florida de usar pentobarbital en lugar de otra droga que escasea.

Los abogados de Valle argumentan que éste pudiera sufrir dolor o daños porque el pentobarbital, que deja inconsciente a la persona, no ha sido probado extensivamente en seres humanos. Ha sido usado en otros estados, pero no en Florida.

La jueza Jacqueline Hogan Scola deberá emitir su fallo en el caso para el viernes.