Cuando aún está fresco el retiro del fútbol del histórico goleador de Boca Juniors Martín Palermo, su hijo Ryduan metió un gol en su primera práctica con una selección juvenil argentina.

Ryduan Palermo, atacante en las divisiones menores de Estudiantes de La Plata, fue convocado a una selección Sub15 y en su presentación el lunes remeció la red durante un partido de entrenamiento en la concentración de los Albicelestes en la ciudad de Ezeiza, un lugar donde varias veces se entrenó su padre.

El "Titán" colgó los botines a mediados de junio con 37 años, convertido en el máximo artillero de Boca de todos los tiempos.

Además, Palermo quedó como quinto máximo artillero en el fútbol argentino, compartiendo ese lugar con el también retirado José Sanfilippo, ambos con 227 goles oficiales.

Palermo puso fin a exitosa carrera casi dos décadas después de haber debutado en la primera división de Estudiantes, el mismo club donde ahora juega su hijo de 15 años.