El cineasta Robert Rodríguez, director de "Spy Kids" ha alcanzado un nivel en el que podría darse el lujo de elegir a quien quisiera para interpretar sus papeles. Pero él sigue fiel a sus raíces.

"Yo soy latino, quiero ver latinos en la pantalla", dijo el cineasta en entrevista reciente con The Associated Press.

Eso se advierte en el elenco de "Spy Kids 4", una de las películas más esperadas del verano, con Jessica Alba, Alexa Vega y Jeremy Piven, y con Danny Trejo en un papel breve.

Rodríguez confiesa que uno de los mejores consejos que recibió desde sus inicios fue escribir sobre lo que conoce. Así que como méxico-estadounidense y criado en una ciudad bicultural como lo es San Antonio, Texas, decidió concentrar sus esfuerzos en guiones que incluyen personajes cuya idiosincrasia domina.

La presencia del actor Danny Trejo en sus cintas es un ejemplo. En "Sky Kids 4" tiene una pequeña intervención. "El tiene una cara muy rara; es un personaje increíble y una persona maravillosa. Además todos conocen a Dannny Trejo", añadió.

Rodríguez dirigió esta cinta con su característico sello innovador, al agregar una cuarta dimensión: el olor. Este pionero en revivir el 3D en la cinta anterior de esta franquicia, quería ofrecer algo diferente a la audiencia infantil. "A los niños les gustan los juegos interactivos, los juegos de video. Esta película es casi como un videojuego", dijo. "Puedes tocar los números de la tarjeta (el llamado Aroma Scope) cuando la pantalla te lo indica y frotarlos para dejar escapar el aroma".

La tarjeta se entrega al momento de comprar el boleto, sin costo adicional.

Este hallazgo de recursos novedosos para sus proyectos es un reto constante que el mismo cineasta se ha impuesto. "Siempre estoy pensando. Tengo archivos de ideas en mi Iphone. En cualquier momento escribo para distintas películas cuando llega la inspiración", aseguró.

A diferencia de lo que pudiera pensarse por la magnitud y lo espectacular de la cinta, Rodríguez siente que los cimientos de su trabajo siguen siendo los mismos desde su experiencia en "El Mariachi".

"Todavía estoy haciendo películas con presupuestos bajos y realizando muchos de los trabajos yo mismo La película es muy barata comparada con otras que se estrenan este verano. Se ve grande, pero realmente no lo es", dijo Rodríguez.

El inquieto y creativo director ya tiene en mente otros proyectos: "Otro Machete; otro Sin City; Fire Ice y muchos proyectos más", aseguró.

A Rodríguez le gusta vivir y filmar en Texas rodeado de su numerosa familia. "Es un mundo totalmente ajeno a Hollywood". Pero eso es precisamente lo que hace atractivos sus productos.

"Los estudios me dicen, trabaja en más películas con el sello latino. Son raras, pero ese es el sabor que se necesita", acotó.