La automotriz francesa Renault recibió hoy el visto bueno del Gobierno de Argentina a un plan comercial para poder importar autos en el mercado suramericano, informaron fuentes oficiales.

La ministra argentina de Industria, Débora Giorgi, y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, aprobaron el plan de exportaciones e importaciones presentado por la compañía.

En marzo pasado el Gobierno argentino anunció que las empresas automotrices que operan en el país sólo podrán importar automóviles por el mismo valor de los vehículos fabricados en el país que logren exportar.

El Ministerio de Industria detalló en un comunicado que Renault se comprometió a compensar sus importaciones con un aporte de capital de 175 millones de dólares, mayores exportaciones y menores importaciones a partir de la puesta en marcha de un proyecto para fabricar un nuevo modelo en su planta en la central provincia de Córdoba.

Este proyecto, según asegura el comunicado, le permitirá a la empresa "generar nuevas exportaciones y mayor integración local".

Las autoridades argentinas anunciaron hoy que también aprobaron los planes para compensar importaciones de la firma Alfacar, que comercializa en el país suramericano vehículos Mitsubishi, de Ditecar, que importa autos Volvo, Jaguar y Land Rover, y de la japonesa Nissan.

El Gobierno argentino ha autorizado ya los planes de exportaciones e importaciones de las automotrices Chery, General Motors, Volkswagen, Mercedes Benz, Porsche, Fiat, PSA Peugeot Citröen, Alfa Romeo, Ford, Hyundai y Kia.

Estos acuerdos permitirán al país pasar del déficit por 6.000 millones de dólares registrado el año pasado en el comercio de autos a un superávit por al menos 1.300 millones de dólares en 2012.

El año pasado Argentina exportó 447.953 automóviles, pero las terminales que operan en el país importaron 435.767 unidades, en tanto que distribuidores y particulares trajeron desde el exterior 47.075 vehículos adicionales.