Las remesas que envían los mexicanos desde el exterior aumentaron 4,73% en el primer semestre de 2011, informó el lunes el banco central.

Los envíos entre enero y junio de 2011 sumaron 11.162 millones de dólares, cuando en el mismo periodo de 2010 fueron 10.658 millones de dólares, según estadísticas del Banco de México divulgadas en su sitio de internet.

Las remesas son enviadas casi en su totalidad de Estados Unidos, donde radican más de 11,8 millones de mexicanos o más del 98% de todos los ciudadanos que viven en el extranjero.

El banco central señaló que sólo en junio, las remesas sumaron 2.021 millones de dólares, un repunte de 6,93% frente al mismo mes de 2010.

El de junio fue el noveno mes consecutivo que los envíos registran una tasa de crecimiento positivo.

Las remesas son la segunda fuente de divisas del país después de la exportación de petróleo y han vuelto a México en el principal receptor en toda Latinoamérica.

En todo 2010 registraron un ligero aumento de 0,12%, que fue el primer comportamiento positivo desde 2008.