Una jueza accedió al pedido de la actriz Halle Berry el lunes, de prohibir a un intruso que se acerque a ella.

La jueza Carol Boas Goodson otorgó el interdicto sin requerir la presencia de la actriz en la audiencia. Berry escribió en una petición el mes pasado que estaba "extremadamente asustada" de Richard A. Franco, quien fue arrestado luego de escalar el muro de su casa el 11 de julio.

Según la orden vigente por tres años, Franco no puede acercarse a menos de 100 metros (yardas) de la actriz y su hija de tres años.

Franco está preso bajo cargos de acoso y robo. Se le acusa de entrar ilegalmente en la propiedad de Berry en tres ocasiones a lo largo de tres días en julio. En un caso, dice la actriz, estuvo a punto de entrar detrás de ella en su casa.