Decenas de migrantes, familiares de desaparecidos y activistas culminaron el lunes en la capital una caravana de nueve días desde Centroamérica para exigir a las autoridades mexicanas frenar la violencia que padecen las personas que cruzan el país para intentar llegar a Estados Unidos.

Encabezados por el sacerdote mexicano Alejandro Solalinde, director de un albergue para migrantes en el sur del país, los miembros de la caravana "Paso a Paso hacia la Paz" llegaron a la ciudad de México, donde se encontraron con miembros del Senado y a quienes pidieron realizar ajustes como la desaparición del Instituto Nacional de Migración (INM).

"Simplemente queremos pedirle al Senado... que el Instituto Nacional de Migración desaparezca definitivamente para que se transforme en otra figura y que sea una entidad solamente administrativa, que no tenga que ver nada con seguridad", dijo Solalinde.

La caravana partió el 24 de julio de Guatemala y se dividió en dos grupos, uno de los cuales siguió una ruta del tren hacia el Golfo de México y el otro avanzó por estados del Pacífico mexicano. Ambos se unieron en el estado de Veracruz para enfilar hacia la capital del país.

"Es un esfuerzo muy grande nuestra presencia aquí, que conjunta víctimas, familias que han sufrido la pérdida de sus hijos", dijo Solalinde.

Los grupos incluían personas procedentes de Honduras, El Salvador y Guatemala, además de mexicanos.

Miles de migrantes, en su mayoría centroamericanos, utilizan cada año el territorio mexicano para intentar llegar a Estados Unidos, aunque en su trayecto enfrentan diversos riesgos, desde extorsiones hasta secuestros y asesinatos a manos de grupos criminales e incluso autoridades.

Una de las peores agresiones ocurrió en agosto de 2010, cuando presuntos miembros del cartel de las drogas de Los Zetas secuestraron y asesinaron a 72 migrantes en el estado norteño de Tamaulipas.

Desde entonces, también se ha reportado el secuestro de decenas de migrantes presuntamente a manos de narcotraficantes, aunque en algunos casos también han sido detenidos agentes del INM por presuntamente participar en los plagios.

La caravana migrante coincidió con una visita que realiza a México el relator sobre trabajadores migratorios de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con quien también se encontraron hace unos días.

El relator concluye el martes su visita al país.