El banco británico HSBC eliminará 30.000 empleos en todo el mundo para el 2013, cerca del 10% de su fuerza laboral global, informó el lunes un funcionario de la empresa.

Patrick Humphris, vocero del banco, dijo que 5.000 empleos de antemano han sido eliminados este año y que otros 25.000 desaparecerán hasta el 2013. Actualmente el banco cuenta con cerca de 296.000 empleados en todo el mundo.

Humphris se rehusó a ofrecer detalles sobre las regiones que se verían afectadas por los despidos y agregó que el grupo sigue realizando contrataciones en mercados emergentes como los de Brasil y México.

HSBC Holdings PLC adelantó a inversionistas en mayo que su nuevo equipo directivo implementaría una estrategia que cambiaría el enfoque de banca minorista a banca comercial y corporativa, y que aumentaría la inversión en economías de rápido crecimiento.

El director ejecutivo Stuart Gulliver dijo que el banco invertiría en mercados de rápido crecimiento, como México y Turquía, y que las reduciría en otras partes mediante su salida de la banca personal en sitios como Rusia.

El diario New York Times había informado el domingo que HSBC anunciaría el lunes el recorte de 10.000 empleos, 3% de su plantilla laboral.

El mismo lunes, el consorcio bancario británico HSBC anunció que venderá las 195 sucursales que tiene en todo Estados Unidos al First Niagara Bank.

El banco dijo que la mayoría de sus sucursales estaban situadas en el estado de Nueva York, y su venta será valorada en 1.000 millones de dólares, equivalentes al 6,6% de la cotización de sus depósitos.

La venta será realizada a través de su principal subsidiaria HSBC Bank USA, N.A.

Hasta el 31 de mayo, el valor de las sucursales era de 15.000 millones de depósitos, 16.000 millones de dólares en bienes netos, inclusive 2.800 millones de dólares y 4.300 millones de dólares en bienes bajo control.

Con estas y otras medidas, el banco pretende ahorrar costos en hasta 3.500 millones de dólares en los próximos tres años.