Las ganancias trimestrales de Honda se desplomaron cerca del 90% luego que el terremoto en el noreste de Japón afectó su producción y sus ventas, pero la fabricante automotriz elevó su expectativa anual mientras crece su confianza en una recuperación.

Honda Motor Co. dijo el lunes que sus ganancias del trimestre de abril a junio cayó a 31.700 millones de yenes (406 millones de dólares) de los 272.400 millones de yenes (3.510 millones de dólares) del mismo periodo un año antes. La tercera automotriz japonesa de mayores ventas dijo que logró tener ganancias gracias al creciente negocio de las motocicletas.

Honda, con sede en Tokio, que fabrica la minivan Odyssey y el subcompacto Fit, ahora espera ganancias por 230.000 millones de yenes (2.900 millones de dólares) para el año fiscal que termina en marzo de 2012.

La cifra es menor que la mitad de las ganancias de 534.000 millones de yenes (6.880 millones de dólares) que Honda logró en el año fiscal anterior, pero es mayor que los 195.000 millones de yenes (2.500 millones de dólares) que anunció en junio.

Honda aumentó además su expectativa de ventas anuales a 8,7 billones de yenes (112.000 millones de dólares), 3% menos que el año pasado pero mejor que los 8,3 billones de yenes (106.000 millones de dólares) que esperaba en junio.

La automotriz espera vender 3,435 millones de vehículos en todo el mundo, aproximadamente 135.000 más que la cifra que planteó en junio como expectativa. Durante el año fiscal previo vendió 3,512 millones de unidades.

El negocio de las motocicletas de Honda va en aumento y la fabricante espera vender 12,7 millones de motocicletas para el año fiscal que culmina en marzo de 2012, cantidad que supera a las 11,45 millones de motocicletas vendidas el año pasado. La cifra es mayor a la expectativa anterior de vender 12,645 millones de motocicletas en el año fiscal actual.

La producción de todas las automotrices japonesas fue interrumpida luego que los proveedores de partes se vieron afectados por el desastre en el noreste de Japón, pero aseguran que la recuperación llega más pronto de lo que se esperaba y pronostican que los niveles de producción vuelvan a los niveles normales a finales de año.