El banco británico HSBC, el mayor de Europa, anunció hoy 30.000 despidos de aquí a 2013 para reducir costes, al mismo tiempo que informó de un aumento del 36,3 por ciento de su beneficio neto en el primer semestre.

El consejero delegado, Stuart Gulliver, señaló que 5.000 de esos despidos se están llevando ya a cabo.

El benefició neto atribuido en los primeros seis meses del año se situó en 9.215 millones de dólares.

La entidad dio a conocer el domingo la venta de 195 sucursales en Estados Unidos a First Niagara Bank por un valor de 1.000 millones de dólares, reduciendo así su presencia en ese país.