La Corte Suprema de Justicia (CSJ) informó el lunes que ratificó su postura de declarar ilegales los documentos encontrados en los computadores del abatido jefe guerrillero Raúl Reyes en que aparecían involucradas numerosas personas nacionales y extranjeras que llevó a las autoridades colombianas a vincularlas con la guerrilla.

En un comunicado de prensa, la CSJ dijo que "mediante decisión de la fecha decidió no reponer el auto (procesal) a través del cual... se inhibió de abrir investigación en contra del ex congresista Wilson Alfonso Borja, como lo pidió el Procurador General de la Nación".

Borja, ex congresista de izquierda, fue uno de los nombres mencionados en las computadoras incautadas a Reyes, el segundo hombre de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, que fue abatido en 2008 en un bombardeo de las fuerzas armadas colombianas a un campamento guerrillero instalado clandestinamente en territorio fronterizo ecuatoriano.

En relación al caso judicial que afectaba a Borja, la CSJ concluyó el 18 de mayo pasado que "los que se han llamado 'correos electrónicos' de 'Raúl Reyes' en realidad se desconoce si lo fueron, pues no se hallaron en un navegador o red de transmisión de datos, sino en formato Word, en archivos estáticos que no ligan un origen con un destino".

Entre otros motivos, la CSJ consideró "ilegales" las pruebas relacionadas con los computadores de Reyes porque éstas fueron recogidas en territorio ecuatoriano y no en Colombia.

El procurador general Alejandro Ordóñez había interpuesto un recurso de reposición con el que pretendía que la propia CSJ revocara su fallo.

En su alegato expresó que "los cuestionados elementos de juicio (los computadores de Reyes) se obtuvieron en un contexto de lucha contra el terrorismo, al amparo de la seguridad nacional e internacional, en el marco del desarrollo de un conflicto no internacional".

El procurador agregó en su momento que la operación militar que acabó con la vida de Reyes "fue plenamente válida ante el derecho internacional".

Con la sentencia de la CSJ en favor de Borja "quedaron tambaleando" casi todos los procesos que se adelantan contra varias personas cuyos nombres aparecieron en los computadores de Reyes, advirtió en su momento Hermes Ardila, jefe de la Unidad Nacional Antiterrorismo de la Fiscalía.

El 3 de junio, un juzgado de Bogotá, al acoger la sentencia de la CSJ, dejó en libertad a Miguel Angel Beltrán Villegas, alias "Jaime Cienfuegos", un profesor universitario al que las autoridades colombianas sindican de pertenecer al ala internacional de las FARC.

Y a mediados de junio, también con base en la jurisprudencia de la CSJ, la Fiscalía colombiana desistió antes las autoridades de Chile de continuar adelante con el trámite de extradición del ciudadano chileno Manuel Olate, quien según la información hallada en los computadores de Reyes tendría nexos con las FARC.