Los trabajadores de la mina de cobre chilena Escondida, la más grande del mundo, dijeron el lunes que están dispuestos a dialogar con la empresa al cumplirse 11 días de huelga indefinida, y "como gesto de buena voluntad", rebajaron el monto del bono solicitado.

El vocero de los 2.375 trabajadores en paro, Marcelo Tapia, dijo a The Associated Press que "no hemos tenido ningún acercamiento con la empresa" pero "creemos en el diálogo y creemos que en cualquier momento podríamos tener un acercamiento mutuo para conversar".

Tapia dijo que rebajaron de cinco a cuatro millones de pesos el bono solicitado a la compañía, equivalente a 8.750 dólares. La rebaja equivale a 2.050 dólares.

"Esto es para demostrar nuestra voluntad a la compañía de que queremos dialogar y solucionar el conflicto", dijo el dirigente.

Durante la huelga, calificada de ilegal por la compañía, se han dejado de producir unas 33.000 toneladas de cobre a un costo estimado de 330 millones de dólares.

"El espíritu está en solucionar el tema. Hay un dicho muy antiguo que dice: 'No se humilla quien pide por la patria' y eso va para los dos lados", añadió Tapia.

Respecto del petitorio de los trabajadores, sus demandas están resueltas en un 95%, dijo el vocero. Lo que falta es resolver el monto del bono anual.

"Ese es el escollo, pero por el tiempo que ha pasado, es más que razonable sentarse a conversar", enfatizó Tapia.

Ante la baja de los bonos mensuales de producción de 650 dólares a 195 dólares en 10 meses, los trabajadores pedían inicialmente una bonificación de fin de año de 10.800 dólares, luego la rebajaron a 8.750 dólares.. La empresa, que inicialmente ofreció una por 6.000 dólares, la rebajó la semana pasada a 5.690 dólares.

Pagar a los 2.375 trabajadores el bono representaría un desembolso de 950 millones de pesos, unos 20 millones de dólares, dos tercios de lo que la mina produce en un día.

Escondida obtuvo en 2010 ganancias por 5.600 millones de dólares antes de impuestos, con una producción anual de 1,1 millón de toneladas. La producción de la mina ha descendido a partir de 2007 desde 1,48 millón de toneladas anuales a 1,1 millón en 2010.

La mina se ubica al este de Antofagasta, 1.370 kilómetros al norte de Santiago, a 3.100 metros de altura y su mayor accionista es la anglo australiana BHP Billiton.

Si la compañía lo desea está facultada legalmente a despedir a los trabajadores, ya que el paro se realiza fuera del plazo de negociación colectiva establecido en un contrato masivo, según alega la empresa, punto en el que fue respaldada por la Dirección del Trabajo. Ese punto fue, a su vez, impugnado judicialmente por los huelguistas.