Cinco tenistas españoles hicieron el lunes honor a su fama de especialistas en canchas de polvo de ladrillo y avanzaron a la segunda ronda de la Copa Bet-at-Home de la ATP.

Pablo Andújar (cabeza de serie número ocho) derrotó al checo Lukas Rosol 3-6, 6-3, 6-3; Pere Riba despachó al rumano Victor Hanescu 7-6 (3), 6-4; Albert Ramos al ruso Igor Andreev 6-0, 6-7 (2), 6-4; Daniel Gimeno Traver al austríaco Dominic Thiem 6-4, 6-2 y Albert Montanes a su compatriota Javier Martí 6-3, 6-2.

El local Thomas Muster, de 43 años, cayó ante el alemán Philipp Kohlschreiber (5), 6-3, 6-0. Fue su primer revés en este tipo de canchas desde que volvió a la actividad el año pasado.

Muster regresó luego de 11 años de ausencia.

"No pienso seguir jugando para siempre. Pero todavía disfruto esto", comentó el austríaco, quien ganó el Abierto Francés de 1995 y llegó a ser brevemente el número uno de la clasificación mundial.