Shanghái (China), 31 jul EFE).- El nadador español Aschwin Wildeboer quedó cuarto en la final de los 50 metros espalda, en los Mundiales de Natación de Shanghái, en una prueba en la que el británico Liam Tancock ganó la medalla de oro.

El español paró el crono en 24.82 en una distancia que no es la mejor suya, por 24.50 del británico, 24.57 del francés Camille Lacourt, campeón de Europa, y 24.66 del sudafricano Gerhard Zandberg.

El nadador de Sabadell (Barcelona) hizo su mejor marca personal en la distancia este año y se resarció de alguna forma de no haber entrado en la final de los 100, en la que en Roma 2009 fue medallista de bronce y de haber renunciado en estos Mundiales a los 200 para reservarse para los 50.

Wildeboer salió bien, con un tiempo de reacción de 0.58, en una especialidad que es velocidad pura. Él no era el más fuerte ni el más rápido ni el más alto, pero sí uno de los más técnicos. El propio nadador español se justificó e ironizó más tarde: "si no crezco hasta los dos metros en esta prueba no tengo mucho más que hacer".

Wildeboer batió a los estadounidenses David Plummer y Nicholas Thoman, quinto y sexto, respectivamente, con 24.92 y 25.01, al israelí Guy Barnea, sexto empatado con Thoman y con 25.01, y al suizo Flori Lang, último con 25.15.