Después de debutar con un sufrido empate y recibir un jalón de oreja de su timonel, Brasil podría el lunes hacer pagar los platos rotos a Austria al disputarse la segunda fecha del Grupo E del Mundial Sub20.

Será la primera vez que ambos equipos se midan en estos torneos. Brasil viene de empatar con susto ante Egipto 1-1 y Austria firmó tablas sin goles con Panamá.

Panameños y egipcios se enfrentará a primera hora en la misma tanda en el estadio Metropolitano de Barranquilla.

Tras el partido ante los "Faraones", el timonel brasileño Ney Franco no escondió su insatisfacción y aseguró que le exigiría un mejor rendimiento táctico y manejo del balón, sobretodo a ras de césped, a sus dirigidos.

Y seguramente también le pedirá a la principal figura del plantel, el volante ofensivo Philippe Coutinho, que sea consistente durante los 90 minutos. El jugador del Inter de Milán sirvió el córner para el gol de cabeza del defensa Danilo al comienzo del partido, pero de allí en adelante no fue determinante en la cancha.

Sin Neymar ni Lucas en el equipo, Coutinho tiene mucha responsabilidad sobre sus hombros en Colombia. También la tiene el atacante Willian, al que Franco le ha dado toda la confianza sobre otros, como Henrique.

Los brasileños aseguran que sólo saben del rival europeo por el reciente partido contra Panamá y otros vídeos de sus anteriores encuentros, pero el delantero Negueba espera a un contrincante muy diferente al equipo egipcio, que desplegó oficio, orden táctico, un gran físico y velocidad en los contragolpes.

"Posiblemente esperen", estimó.

Pero el técnico de Austria, Andreas Heraf, dijo que a Brasil se le enfrentará con el cuidado debido por sus "ricos antecedentes" pero sin renunciar a ir por el gol. "No es fácil enfrentarlos, pero se puede hacer algo grande ante ellos".

Austria mostró orden en todas sus líneas y se animó a buscar el arco de Panamá, a pesar del clima húmedo tropical que tuvo de enemigo. No salió con la victoria porque sus ataques chocaron con un inspirado portero Luis Mejía, especialmente sobre el final del encuentro disputado en Cartagena.

Brasil sabe que una victoria el lunes los deja casi con el boleto a la siguiente ronda. Y Austria, con al menos un empate, podría darse por satisfecha y jugarse la vida en el cierre de la llave contra Egipto.