La tormenta tropical Eugene se está fortaleciendo en el Pacífico pero sigue lejos de la costa de México.

Sus vientos sostenidos máximos han aumentado a casi 95 kilómetros por hora (60 millas por hora) y podría convertirse en huracán el martes, informó el Centro Nacional de Huracanes en Miami.

El lunes en la mañana Eugene se encontraba a unos 700 kilómetros (435 millas) al sur-suroeste del puerto mexicano de Zihuatanejo, estado de Guerrero, y se desplazaba en dirección oeste-noroeste a una velocidad de casi 19 kph (12 mph).