El embajador de Colombia en Washington, Gabriel Silva, considera que la crisis que enfrenta Estados Unidos de riesgo de una cesación de pagos afectará el TLC a su país, que en últimas "es rehén" de esa situación.

Una eventual crisis dejaría en la incertidumbre al TLC con Colombia, pendiente de ratificación en el Congreso en Washington, dijo Silva en una entrevista que publica hoy el diario El Tiempo, de Bogotá.

Ese acuerdo, suscrito desde 2006, está "sujeto a lo que pase con la deuda" estadounidense.

"Se ha atravesado el fenómeno más grande que ha tenido la economía mundial en muchos años y es la posibilidad de una crisis de deuda de Estados Unidos", según el diplomático.

Silva insistió en que "frente a lo que está pasando hoy en Washington hay que entender que lo nuestro, el TLC, está sujeto a lo que pase con la deuda".

Para el embajador colombiano, ante el desacuerdo de republicanos y demócratas, el tratado comercial entró en una etapa incierta por la grave crisis que afecta a ese país.

Asimismo, reconoció que es difícil que el TLC se apruebe este año, y al respecto indicó: "Tenemos que trabajar bajo unas circunstancias adversas, con un ambiente polarizado por la campaña electoral, de contexto beligerante".

"No es fácil, pero estamos trabajando para que entiendan que el TLC no puede ser parte de la polarización. En cierta forma somos rehenes de la beligerancia política de Estados Unidos", subrayó Silva en la entrevista con El Tiempo.

Sin embargo, Silva indicó que "el manejo de lo que está pasando en Washington es irresponsable, como lo dijo el presidente (Juan Manuel) Santos", y puntualizó: "Colombia tiene que preparase, no asustarse, prepararse para esa eventualidad".