El banco británico HSBC anunciará mañana, coincidiendo con la presentación de sus resultados semestrales, el despido de 10.000 de sus empleados en todo el mundo, según informó hoy Skynews.

El banco, que tiene una plantilla de más de 300.000 empleados, planea que los despidos se hagan efectivos el próximo año, como parte de la estrategia de su nuevo consejero delegado, Stuart Gulliver, que anunció el pasado mayo un multimillonario plan de ahorro.

Se prevé que el gigante de la banca HSBC presente mañana unos resultados "decepcionantes" relativos al primer semestre del año, con unos de beneficios brutos de 1.090 millones de dólares (unos 757 millones de euros) frente a los 1.110 millones de dólares (unos 771 millones de euros) del mismo periodo del año anterior.

La caída en los beneficios también puede afectar al resto de los grandes bancos británicos, Lloyds, Royal Bank of Scotland y Barclays, que presentarán sus resultados semestrales a lo largo de la próxima semana.

La propuesta de la Comisión independiente de la banca británica (ICB, en sus siglas en inglés) de separar la banca comercial de la de negocios y el inestable clima de la economía global han afectado a los beneficios de los primeros meses del año de los bancos británicos.

Las acciones de Lloyds y RBS, dos bancos intervenidos por el Gobierno británico, cayeron un 30 % y un 17 %, respectivamente, en el primer semestre del año.

Las acciones de Barclays bajaron un 26 % y las de HSBC perdieron un 14 % de su valor en ese mismo periodo.

En el caso de Barclays, que publicará sus resultados semestrales el próximo martes, se espera que anuncie una caída de un 24 % en sus beneficios, según los inversores Seymour Pierce.