Cuba celebrará un simposio internacional de hip hop, del 17 al 21 de agosto próximo, con la participación de músicos de Canadá, Estados Unidos, Francia, Haití y Colombia, informaron sus organizadores.

El grupo de rap estadounidense Intikana, los intérpretes canadienses Lu Piensa y Vox Sambox, los haitianos Makendi y Edú, y los colombianos Jaison y Lucía, figuran entre los asistentes, según cita hoy el periódico local Juventud Rebelde.

El especialista Lao Ernesto Pérez, de la Agencia Cubana de Rap, dependiente del estatal Instituto de la Música de la isla, también anunció que el coreógrafo francés Jeison Tousent impartirá un taller de breakdance, baile urbano surgido en las comunidades afroamericanas de Nueva York.

Bajo el lema "Hip Hop por la Paz" más de 70 músicos, graffiteros, DJs, bailarines y estudiosos del género se reunirán en talleres y clases que tratarán sobre ese género musical, sus movimientos y expresión corporal.

Estos encuentros anuales del movimiento cubano de hip hop se realizan desde el año 2005 para compartir experiencias y conciertos junto a un debate que habla de raza, política, la violencia de género y la difusión de esa manifestación artística en la isla.

Con más de 15 años de historia, el movimiento cubano de hip hop, ha oscilado entre la marginalidad, la popularidad del "underground" y la institucionalización.

El hip hop, movimiento con fondo musical de rap nacido en los barrios negros y latinos de Nueva York y Los Ángeles, ganó espacio a principios de los años noventa en Cuba, donde tuvo su antecedente en los bailarines de breakdance.

Los raperos cubanos aseguran que el género en la isla tiene su propia factura, resultado de la fusión de los ritmos afrocubanos con el jazz, el reggae, el funk, el soul y el rock and roll.