El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, condenó hoy el "bombardeo ilegal" de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) a las instalaciones de la televisión estatal libia en un acto que calificó de "bárbaro", según un comunicado de la Cancillería del país.

El mandatario "condena categóricamente el bombardeo ilegal perpetrado (...) por las fuerzas militares de la OTAN contra las instalaciones de Al-Jamahiriya, la televisión estatal libia", reza el texto oficial.

La OTAN destruyó la pasada madrugada en un ataque aéreo varias antenas parabólicas situadas en Trípoli para la emisión de televisión por satélite que utilizaba el régimen del líder libio, Muamar al Gadafi.

El portavoz de la misión de la Alianza Atlántica en Libia, el coronel Roland Lavoie, explicó en un comunicado que los aviones aliados llevaron a cabo un ataque aéreo "con precisión" que dejó inservibles los discos de tres antenas parabólicas que la televisión estatal libia utilizaba para las transmisiones por satélite.

"Este acto bárbaro de la OTAN constituye la más cruel demostración de la hipocresía de las potencias imperialistas que hoy conducen una guerra abierta contra el pueblo libio, asesinando periodistas y destruyendo medios de comunicación, a nombre de la supuesta defensa de los derechos humanos", continúa el comunicado.

"Con este nuevo crimen", la OTAN "reincide en una práctica inaugurada con el bombardeo de la Radio y Televisión de Serbia el 23 de abril de 1999", señala el texto oficial, en alusión al ataque de la Alianza contra la televisión Serbia en el marco del conflicto de Kosovo en aquella fecha.

Chávez acusa a la OTAN de convertirse "en la única alianza militar contemporánea que ha transformado a los profesionales de la comunicación en objetivos sistemáticos de guerra".

Como ha venido haciendo desde que estalló el conflicto en ese "hermano país africano", el Gobierno venezolano reitera en el texto su "exigencia de que cese de inmediato la agresión militar ilegal contra Libia".

A la vez pide que "se abra una oportunidad para alcanzar una resolución pacífica" al conflicto libio "por la vía del diálogo y la negociación, preservando su soberanía y su integridad territorial".

Chávez ha cuestionado desde el comienzo los bombardeos sobre Libia y la ofensa de la OTAN, y ha acusado a EEUU de preparar intervenciones en otros países de la región como Siria y también en América Latina.