La familia de Amy Winehouse está buscando respaldo para crear un centro de rehabilitación para drogadictos que lleve su nombre.

El padre de la difunta cantautora, Mitch Winehouse, se reunió con políticos el lunes para discutir la creación de un centro de atención los jóvenes.

El político laborista Keith Vaz prometió que los legisladores estudiarán el asunto. Agradeció al padre de Winehouse por hablar "desde lo más íntimo, aprovechando sus experiencias".

En la actualidad, el tratamiento antidrogas se realiza en Gran Bretaña en los organismos locales de salud, que en muchos casos tienen una larga lista de espera o en clínicas privadas caras, que la mayoría no puede pagar, según dicen trabajadores del sector.

Después de la reunión, Winehouse dijo que quería mantenerse ocupado y participar en cosas que le hubiesen importado a su hija.

"Por eso vamos a crear la Fundación Amy Winehouse", dijo. "Esto no sólo es importante para mí, es importante para todo el país.

"Cientos de miles de jóvenes están en situaciones que se podrían evitar, nuestros futuros policías, médicos y abogados a los que podríamos ayudar".

Amy Winehouse, quien luchó durante años contra su adicción a las drogas y el alcohol, fue hallada muerta en su casa en Londres el 23 de julio. Los resultados de los análisis toxicológicos para determinar la causa de muerte se conocerán en las próximas semanas.